was successfully added to your cart.

Tradiciones navideñas rebozadas en marketing

Tradiciones Navideñas empanadas de marketing

Lo sentimos por el Lobo Feroz pero esta vez, sí que sí, tenemos nuestro primer guest post de verdad.

No podíamos tener mejor estreno o regalo de navidad, porque Susana Martínez Táboas nos visita. Susana, o @sana_su_sana, es asesora creativa en  www.livinginsumatra.es y una gran conversadora en Twitter.

Te recomendamos que no dejes de visitar su web porque su contenido es muy interesante, siempre invita a la reflexión y te deja un regustillo de más… De hecho, ahora podrás comprobar por ti mismo que es cierto:

Tradiciones navideñas rebozadas en marketing

 

La conversión del Festival de Saturnalia al cristianismo

Lo de estar de fiesta por el mes de diciembre nos viene ya de largo.

En el antiguo Imperio Romano se celebraba el Festival de Saturnalia. Y conociendo como se las gastaban los romanos aquello debía de ser un no parar. Porque si algo marcaba el calendario mitológico y humano era el milagro de las cosechas que, a su vez, estaban asociadas a los trending topic astrológicos. Y si había un hashtag que no podía faltar era el de los solsticios.

Y resulta que el 25 de diciembre, tocaba solsticio de invierno según el calendario juliano. Y era en esa fecha cuando se celebraba el Sol Invictus que se “personificaba” en el dios Mitra. Por aquel entonces el mitraísmo era lo que más se llevaba en lo que a religión se refería.

Pero como todos sabemos hubo un momento en el que el catolicismo se impuso y fue de la mano del emperador Constantino. De su mano y también de su cabeza porque dicen las malas lenguas que lo que hizo fue estudiar las tendencias del mercado teológico. Parece ser que con su decisión se anticipó al número creciente y exponencial de cristianos en el Imperio Romano. Y en una acertada jugada estratégica, sustituyó el festejo del Sol Invictus por la celebración del nacimiento de Cristo.

Porque he aquí la gran revelación: todo apunta a que Jesús no nació en el mes de diciembre. Dato que aportará tranquilidad a los que, como a mí, no les cuadraban nada esos pastores que con nocturnidad dejaban a sus ovejas al raso.

La perenne tradición de adornar un árbol

Es hablar de decoración navideña e inmediatamente nos viene a la mente un árbol de Navidad ¿De dónde vendrá esta tendencia? Podríamos remontarnos a los celtas, pero dejémosle a ellos la tradición del muérdago.

Porque la historia más conocida es la de San Bonifacio. Aunque también demasiado extensa como para contarla en un post. Sinteticemos. El caso es que en la mitología nórdica celebraban el nacimiento del dios Frey (el dios del Sol y la fertilidad) adornando un árbol de hoja perenne. Este árbol simbolizaba el universo.

Pero con la reinterpretación católica pasó a representar el amor a Dios. Y como también recordaba al árbol de la vida, el bueno de Bonifacio lo adornó con manzanas para hacer más evidente esta asociación. También lo decoró con una estrella en su punta que representa la estrella de Belén. Y el toque final, eran unas velas (o eso cuenta la leyenda) a pesar del evidente riesgo de ignición.

Con el paso del tiempo la decoración también se volvió más perenne. Cambiamos las manzanas por bolas decorativas. Las velas por luces, que en su versión más sofisticada y eficiente ya son led. Y hasta el propio árbol lo hemos cosificado por el bien de la naturaleza. Hemos sustituido el árbol natural por abetos de imitación plástica con producción masiva “made in China”.

Y así gracias a la ley de la oferta y la demanda, la mayoría de los árboles que decoran nuestras casas provienen de un país que no celebra la Navidad. Recordemos que nuestro Christmas time provenía de un festejo al sol y nuestros amigos chinos se rigen por la luna.

El storytelling de cómo San Nicolás se convirtió en Santa Claus y este en Papá Noel

Resulta que el famoso Santa Claus tiene su origen en San Nicolás. Santo que nació en lo que hoy conocemos como Turquía. Parece ser que este hombre que antes de santo fue obispo, repartía a diestro y siniestro todos sus bienes, especialmente con los niños.

San Nicolás, o Sinterklaas era el patrono de los holandeses y ellos se llevaron su tradición hasta Nueva York. Su fiesta se celebraba el 6 de diciembre. Pero nuevamente gracias al don de la oportunidad se aprovechó para mover la fecha hacia el ya festejado 25 de diciembre.

Y en cuanto a la deriva en su pronunciación, el culpable fue Washington Irvin y una sátira que escribió en el 1809. Ya bautizado como Santa Claus, en el 1823 Clement Clarke Moore aportó que el entrañable viejo gordinflón daba regalos a los niños y se movía en trineo. Y el dibujante que lo caricaturizó del modo que lo conocemos hoy en día fue Thomas Nast en 1863, quien lo diseñó para unas “tiras” navideñas. Si es que unas simples tiras nunca se sabe la repercusión que pueden llegar a tener ;-)

Seguimos con la historia, porque para entender por qué Santa Claus mutó en Papá Noel, volvemos de nuevo a Europa. A mediados del S XIX, Santa llegó de Estados Unidos a Inglaterra y luego a Francia, donde se fundió con el Bonhomme Nöel. Y del país galo llegó a España castellanizado a modo de Papá Noel. Y sin diéresis, para que no nos compliquemos la vida con la grafía.

Lecciones con huevo y harina

Si alguna conclusión podemos extraer de las tradiciones navideñas es que nada es tan simple como parece. Y que aquí cada uno se ha apropiado de la parte del pastel que cree que le corresponde.

Así, la Iglesia Católica se ha posicionado como el ente dominante de la Navidad (fiesta en su origen pagana). Y, a su vez, detestan al comercial Papá Noel. Aunque recordemos que si le vamos despojando de sus personajes en modo matrioska, nos encontraremos con un santo católico. Puede ser que la Iglesia reniegue ahora de él porque Coca Cola lo “adoptó” como hijo predilecto desde 1931. Tanto es así que incluso existe la leyenda urbana de que viste de rojo por sintonía corporativa con la marca de la felicidad. Otro mito que conviene desmitificar aquí.

En cualquier caso, gracias a católicos y paganos podemos aprender que para apropiarse de un concepto no tiene por qué ser originalmente tuyo. Y que en el 25 de diciembre, como en el resto de las fechas navideñas, hay mucha tradición debidamente rebozada en harina estratégica y en un huevo de marketing.

 

¿Qué? Teniamos razón, ¿verdad? Pues ya sabes, no pierdas de vista a @sana_su_sana. Y ya de paso, le damos las gracias desde aquí por su colaboración :))

¿Nos acompañas?

siguenos en Instagramsiguenos en Facebooksiguenos en linkedin siguenos en Twitter siguenos en google plus feedly

No te vayas todavía, aún hay más

14 Comments

  • Te cuento que me ha encantado primero ver a Susana por aquí, es la tira de divertida aunque no usa GIFs, y dejando ya el cansino tema de las imagenes animadas, que yo tampoco las uso porque soy más de mp4 vamos con el post.
    Totalmente de acuerdo, de hecho están matando la fiesta de los santos por Halloween de la misma manera.

    En el País Vasco tenemos a nuestro “Papa Noël” propio, se llama olentzero y también tiene una bonita leyenda que no la cuento para crear un poco de intriga y la busqueís en google!!!

    Un saludo y felices fiestas HoHoHo

    Ir pensando en poner disqus, ganará la tira de marketing!

  • Ana Mata dice:

    El Storytelling mueve al mundo y este post es un reflejo de cómo se necesita una buena historia para fomentar el consumo masivo. Navidad, Halloween, San Marketing, digo San Valentín…. y al final, los santos se sienten más santos celebrando estas cosas, los paganos, más paganos y todo el mundo en general, vaciamos los bolsillos y aumentamos el consumo, porque es lo que toca.

    Qué alegría ver a Susana por aquí!!! Es muy muy grande

  • Gracias! Muchísimas gracias a La Tira de Marketing! Es un placer haber tenido el privilegio de hacer vuestro primer featuring (me ha encantado esta fórmula). Y también mil gracias a los que habéis tenido a bien leer semejante troncho de post. Viéndolo aquí plasmado puedo constatar que me he pasado de tecla. Y eso que ni he mencionado todas las tradiciones marketinianas del 31 de diciembre. Porque ahí tenemos también una buena capa de rebozado.

    En nuestra casualidad digital, hemos empezado cuasi a la vez nuestra aventura bloggera. Y sólo puedo felicitaros por la gran notoriedad que habéis conseguido en tan poco tiempo. Se nota el excelente trabajo de buena planificación que hay detrás. Y me gustaría destacar también ese estilo corporativo de La Tira: con vuestro lenguaje ilustrado, el uso de metáforas, el tono de guante blanco y unas buenas dosis de pareados.

    Aprovecho la capacidad de interacción de Disqus para saludar a @gastre:disqus y a @elblogdeanamata:disqus! Como diría Anne Igartiburu: “Un abrazo corazones”

    ¡¡Y ahora, a celebrar Saturnalia!!

    • gastre dice:

      Jajajaja, que grande! Aprovechando el poder de disqus

    • Gracias a ti Susana! Como a veces decimos, nos ha puesto el logo colorado :) Para nosotros sí que ha sido un placer poder contar contigo y esperamos que no sea la última :-) Ya sabes que desde el principio nos encantó tu contenido y después nos has ganado en el día a día. Ha sido una suerte coincidir contigo desde cuasi el inicio de nuestra aventura digital y esperamos poder seguir compartiendo contigo muchos momentos más. :-) Y ahora sí… Feliz Saturnalia!!

  • #Jerby dice:

    Hola Susana

    Yo soy más saturnal que cristiano, pero no me gusta discutir en estas fechas tan marketeras. Por cierto, tengo otra versión de los cristianos y Constantino; pero como te he dicho, no me gusta discutir en estas fechas.

    Un abrazo y felices fiestas

    • gastre dice:

      Yo quiero escuchar esa versión

      • #Jerby dice:

        Gastre, la versión que yo he oído, no digo que sea la verdadera, es que a Constantino le costaba controlar a la mayoría las religiones de la época por el gran número de dioses que tenían. Así que eligió la religión cristiana con un solo dios para que controlara al resto de religiones. En aquella época, la religión cristiana era minoritaria.

        Algo parecido a lo que han hecho habitualmente las potencias coloniales. Arman hasta los dientes a la tribu más perseguida de la zona para que mantenga a raya al resto de las tribus.

        Algo de eso se puede ver en la película ‘Ágora’ de Alejando Amenábar.

        https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81gora_(pel%C3%ADcula)

        También se puede ver su versión marketiana. El poder puede imponer un producto o servicio que controla… pero mejor no entremos en lo que está pasando en EEUU con Internet…

      • gastre dice:

        Muy interesante.
        Ya sabemos lo que pasa con las verduras, cada uno tiene la suya.
        Pero a mí me gusta escuchar todas.
        Por cierto, recordar que no es lo mismo Pagana que Paga Ana ?

      • Hola @ratonbloguero:disqus!
        Efectivamente la que tú cuentas es otra de las versiones acerca de la “conversión” de Constantino. También está la versión oficial católica, en la que se dice que el emperador tuvo unas visiones místicas. Te copio el link aquí: http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/70438/constantino-el-creador-de-la-iglesia-catolica-fue-un-emperador-pagano-que-goberno-con-mano-de-hierro

        En un metadiscurso para hacer valer la importancia de la coherencia comunicativa en el marketing, me quedé con la versión para mí más conveniente ;-)

        Si no te gusta discutir, siempre lo podemos sustituir por debatir. Gracias por completar el post y por compartir el contenido.

        Un abrazo y Feliz Saturnalia, ya que veo que es más de tu gusto ;-)