Quién es quién en la cena marketiniana de Navidad: la solución

Ha llegado el momento de la verdad. Después de una semana de elucubraciones hoy Susana de livinginsumatra.com nos da la solución al enigma de la cena marketera. Una vez más, gracias por hacer posible este juego y por visitarnos de nuevo.

Os dejamos con ella.

Quién es quién en la cena marketiniana de la Navidad

Pues sí, señoras y señores, niños y niñas, llega ese precioso momento del año en el que las familias se juntan al calor de la Navidad. Parientes y parientas que comparten deliciosos manjares de glucosa, ácido úrico y colesterol regados por la magia de las bebidas espirituosas. Y es así; con el fun, fun, fun, del Jingle Bells cómo conseguimos resistir un año más hasta las campanadas que vienen. Y aunque en los spots navideños todo sean trajes elegantes, amor y concordia, las mezclas de allegados, no tan allegados y familiares políticos (o hablando de política, que es peor) pueden dar lugar a mezclas explosivas.

En un contexto en el que cada vez hay más autónomos sin cena de empresa que celebrar… ¿qué pasaría si juntáramos en una mesa a las principales figuras del panorama del marketing digital? He aquí el supuesto árbol genealógico:

La abuela

La abuelita adorable es el ejemplo viviente de que eso de la marca personal no es tan novedoso como parece. Es la que nos recuerda que no se empieza a comer hasta que estén todos sentados en la mesa, la conveniencia de comportarse de forma adecuada en cada situación y la costumbre de lucir la mejor vajilla cuando vienen invitados. Lo que viene siendo mantener las formas y no sacar a relucir nuestra cara B con cualquiera. Y es que hay que comportarse bien con todo el mundo, qué nunca se sabe de quién vas a necesitar algo. Tu conducta deja huella. Y esto ha sido así antes incluso de las redes sociales.

La madre

He aquí la CMO de todas las familias aunque a ella le parece una tontada esas siglas en inglés que nadie entiende ¿A qué viene esa manía de hablar en clave? La encargada de planificar y organizar hasta el mínimo detalle para que este delicado evento llegue a buen fin. Desde qué poner para comer para que guste a todos (incluso a su insufrible nuera) o en qué lugar sentar a cada quién para evitar tensiones innecesarias. Sin ella, bye, bye al fun, fun, fun.

Nota de La Tira: en el juego, como ya os estabais peleando bastante con descubrir al padre, hemos sido benevolentes y dado por bueno a todo responsable de Marketing que incluyera la palabra Manager: Digital Marketing, Social Media Manager…

El padre

Todo un maestro en el arte del customer journey. En cada fase de la cena, enviará los mensajes adecuados para conseguir un ambiente propicio que permita la fidelización de todos los asistentes al evento. Su herramienta infalible para ir empujando a sus invitados por el funnel es ir dosificando los alcoholes y licores. Un trafficker como la copa de un pino (esto último pretendía ser un chistaco – malo, eso sí).

La hija

Gracias a la mezcla del ADN de sus progenitores y por todos esos años de aprendizaje en cenas familiares, esta mujer sabe lo importante qué es conducir la conversación. Desvía con educación y hábilmente los comentarios inconvenientes mientras que usando las adecuadas palabras clave, apoya los temas de interés para la causa ¿Lo habéis adivinado? Es la community manager. Porque con un sobrinity manager, esta sin duda sería la última cena.

El cuñado

Siempre hablando de lo suyo. Y venga con eso una y otra vez. Vive en una pseudo burbuja adoctrinado por Google a la vez que presume de la libertad que le da su trabajo a jornada completa sin necesidad de ir a una oficina. Vive obsesionado por algoritmos y es un poco agorero. Aún estando en la mesa, le encanta hablar de nichos. Y eso que no es sepulturero: es el SEO.

La sobrina

Es la reina de los filtros, de las tendencias, de los vocablos en inglés y de las abreviaturas. En IG está su reino. Tanto es así que fuera de él se siente fuera de lugar a no ser que esté de shooting o haciéndose un selfie. Intenta sobrevivir a estos eventos familiares tan poco fashion usando la palabra random cada vez que sube una foto. Es la influencer de la familia (o al menos eso dice ella). Aunque de momento sus únicos ingresos conocidos son la invitación a un par de cenas en restaurantes locales a cambio de más followers y likes. No la han vuelo a invitar…

El sobrino

Se autodenomina un pro del copywriting aunque sus tácticas son tan viejas como la teletienda. Hay que reconocerle que su técnica de persuasión siempre logra convencer a su madre. Se le da muy bien la magnificación de sus problemas (es que a todos mis amigos les dejan… y su alternativa más dramática: ¿te das cuenta que me empujas a la marginación social?).  Eso sí, aún está por ver qué él se pueda solucionar sus propios problemas. Mientras crece, se dedica a vender cosas en Wallapop.

Y hasta aquí la ácida (o amarga) parodia de la cena marketiniana de la Navidad (conviene contrarrestar algo el nivel de glucosa).

 

Advertencias legales:

Todo parecido con la realidad es pura coincidencia.

Este post no pretende ofender a nadie.

Un poquito de sentido del humor por favor, que es gratis y dicen los expertos que ayuda a vivir más años.

Los personajes aquí reflejados podrían ser completamente distintos en cualquier otro momento. Podríamos llamarlo azar. Si bien yo prefiero denominarlo catarsis creativa (me he venido arriba como la espuma del champán malo).

Gracias a La Tira de Marketing por invitarme un año más a su casa por Navidad. Sois mi “Almendro” en versión Mr. Wonderful ;-)

Y ahora vamos con los ganadores. ¡Gracias por participar!

En Instagram ha sido Sara de nortecreando.com / @nortecreando

En Twitter ha sido Ricardo Muñoz SEO de lawebdigital.com/ @rickmde

En el blog ha sido Sonia Duro Limia de soniadurolimia.com / @durolimia

En LinkedIn no ha habido ganador.

A modo de conclusión podríamos decir que los canales que «más juego» han dado son Twitter e Instagram… habrá que ir pensando cómo atacar a otras redes o mejor, se lo pedimos los Reyes ;-)

¿Nos acompañas?

siguenos en Instagramsiguenos en Facebooksiguenos en linkedin siguenos en Twitter siguenos en google plus feedly

No te vayas todavía, aún hay más

Cuenta, cuenta