El Marketing del Miedo: convencer por susto, no por gusto

By 31 octubre, 2017Marketing, Marketing Ilustrado

El miedo da mucho miedo porque está presente en nuestras vidas sin que nosotros lo sepamos y condiciona nuestros actos. Terrorífico ¿verdad?

SUSTO Nº 1 ¿Y SI?…

¿Recuerdas el emotivo anuncio de la Lotería de Navidad de “El Bar de Antonio“? Cuánta solidaridad, sentimientos compartidos y sueños por cumplir…

Cuánto miedo, en realidad, porque desde entonces, a ver quién es el valiente que no compra lotería en su bar habitual, o donde digo bar, digo frutería, pescadería , etc.

Del mismo modo ocurre con los seguros. ¿Y si te roban? ¿ Y si se pierde? ¿Y si se cancela? Provocan tu intranquilidad para poder ofrecerte seguridad. Curioso ¿no?

Como diría Freddy Krugger:

No son tus sueños ni tranquilidad, son tus miedos en realidad.

¡Basta ya! Voy a ser una valiente y no pienso comprar más lotería. Ainss.. ¿Y si toca?

SUSTO Nº 2 TÚ MISMO…

Hay públicos más emocionales que racionales.

Unos papás primerizos o un adolescente en plena revolución hormonal son un target muy goloso. Los primeros, porque buscan lo mejor para sus hijos sin raciocinio alguno; los segundos, porque están ávidos de aceptación, buscando su lugar en el mundo.

Somos vulnerables y las marcas lo saben. Son “La mano que mece la cuna”.

(Voz profunda en off): Si eres un buen padreeee, le comprarás este producto a tu hijo y pagarás el triple de lo que valeee.

Nada como el chantaje encubierto para llevarte al huerto.

Hipnotizados caemos en la trampa hasta que un día despiertas y dices: ¿Para qué co… compré este termómetro para medir la temperatura del agua de la bañera si con el codo ya la controlo?

SUSTO Nº 3 MÁS VALE LO MALO CONOCIDO…

ADVERTENCIA: lo que vas a leer a continuación puede herir tu sensibilidad.

Hablamos de pánico High Level. De terror. De la técnica que utilizan en el marketing político y que hace que te sientas más atrapado que en la fiesta del instituto de Carrie.

Muchos juegan al “más vale lo malo conocido”. Nos sitúan en una posición nada deseable, en la que tenemos que elegir por descarte: el menos malo o el que menos miedo te dé.

Cuando la elección es por descarte, no tienes por dónde escaparte.

¿Con quién quieres irte? ¿Con Jason de Viernes 13 o con Norman Bates?

Uff…de aquí no salimos vivos… miedo me da.

 

P.D. Suscríbete a La tira o el día se acabará cuando llegue la noche. Ja Ja Ja (risa maligna)

¿Nos acompañas?

siguenos en Instagramsiguenos en Facebooksiguenos en linkedin siguenos en Twitter siguenos en google plus feedly

No te vayas todavía, aún hay más