No eres tú, soy yo…

Aunque te vayas de vacaciones, no descuides tus relaciones.

Sí, has trabajado duro y te mereces un descanso; y precisamente por esto, no puedes tirar por la borda todo el trabajo del año.

Vale, suena un poco drástico, pero lo cierto es que no tienes por qué desaparecer del mapa de tu comunidad porque llegue el verano. Al contrario, es una gran oportunidad para reforzar tu posicionamiento como marca y acercarte a tu cliente, principalmente por dos razones:

1. Porque un alto porcentaje de tu competencia ha “cerrado por vacaciones”.  Tendrás mayor visibilidad e incluso, cierta exclusividad.

2. Porque los usuarios seguimos estando conectados, sobre todo con el móvil. Según un estudio de Tiendeo, en verano dedicamos unas dos horas y media a navegar con el smartphone. Otro estudio de Kayak indica que solo el 6% apaga el móvil en verano. Nada más que añadir, señoría.

Menor competencia, más visibilidad y tu target disponible… este puede ser un largo y cálido verano. Eso sí, indiscutiblemente mobile.

Pero ya no es solo cuestión de trabajo, aún hay algo más importante: las personas.

Al otro lado de la red hay personas, personas a las que seguramente les has dicho lo importante que son para ti, que quieres una relación sólida y duradera con ellos, que te mueres por su engagement… eso sí, “menos en verano, que te vas de vacaciones”. Algo chirría, ¿verdad?

Claro que el ritmo cambia en la época estival, pero eso no significa desaparecer sino que nos tenemos que adaptar al nuevo contexto y a los nuevos hábitos de nuestros clientes.

Estrategia de Marketing de Contenidos en verano

En verano queremos sol, pero también estar fresquitos. Pues con el marketing de contenidos pasa lo mismo: queremos contenido que nos “ilumine”, pero que a la vez sea fresco.

El contenido de valor  ha de acompañarnos siempre, pero si lo aplicamos en verano… lo podemos llamar “Contenido de “Calor”.

¿Qué es el contenido de calor?

Contenido fresco, fácil de consumir, que refleje tu propuesta de valor, que potencie tu identidad de marca, y por supuesto, que sea de calidad y de interés para tu comunidad.

Pueden ser gifs, imágenes, infografías, videos, podcasts, artículos vinculados a la estación estival (o no), crear expectativas u ofrecer un aperitivo de lo que vendrá en septiembre…

También puede ser un buen momento para “refrescar” tu contenido evergreen, que ya se está poniendo green oscuro. ¿Por qué no? Mucha gente se reserva el verano para leer lo que no puede el resto del año.

Tú mejor que nadie conoces a tu público y sabes qué contenido necesita.

Las redes sociales en verano

Lo cierto es que no tienes excusa para NO estar en las redes sociales en verano. Crea un calendario variado, que combine distintos formatos de contenido. No hace falta que tengas un ritmo desenfrenado de publicación, pero lo que publiques, hazlo con coherencia y estrategia y siempre pensando en tu público. Puedes automatizar las publicaciones y dedicar un momento del día a interactuar con tu comunidad.

Al final todo es cuestión de estrategia y planificación. Si antes de marchar de vacaciones lo dejas todo preparado, no solo disfrutarás estos días, sino también de la vuelta.

 

¡Feliz Verano!

¿Nos acompañas?

siguenos en Instagramsiguenos en Facebooksiguenos en linkedin siguenos en Twitter siguenos en google plus feedly

No te vayas todavía, aún hay más