Copywriting en redes sociales: el tornillo que te falta

La vida es un tornillo que da muchas vueltas de tuerca, y en una de estas vueltas conocí a Joan.

Joan es copywriter turístico y un claro ejemplo de que ser tú mismo te hace único.

Joan era seguidor de La Tira y ha terminado siendo amigo, cliente y colaborador. Sea como sea, hay que tenerle cerca porque es un gran profesional y mejor persona. Lo de profesional, lo vas a comprobar ahora mismo. Te dejo con él:

Copywriting y redes sociales: aquí hay tema

Hace cosa de tres años me subí a un tren con destino a Madrid, en un vagón silencio.

A la que estábamos saliendo de Barcelona me llega un mensaje a Facebook de una desconocida diciéndome que qué guay que me hubiera gustado su rollo.

Al principio no entendía nada. ¿Quién era esa?

«¿Qué quiere, mi dinero?» ¡Porque iba lista con lo que había en el banco! Jajajaja.

Bueno, pues nos pusimos a hablar y al poco caí de que se trataba de la autora/cabeza pensante de una web publicada en un grupo de Facebook que la ponía como ejemplo.

Yo había dejado un par de comentarios a favor de ese derroche de creatividad. La emprendedora propietaria de esa web lo vio y me escribió para darme las gracias muy amablemente.

«¡Qué maja!», pensaba yo.

Resultó que esa emprendedora vivía también en Barcelona, así que acabamos conociéndonos en uno de los bombardeos que organizábamos una buena amiga y yo para desconectar del trabajo los viernes a mediodía.

Hasta aquí la intro de una larga historia sin final, en la que uno de sus capítulos es el contenido que vas a leer a continuación.

Porque la emprendedora de esa historia es Marisa; porque la web creativa que me fascinó en su momento es La Tira de Marketing; porque admiro todo lo que hace y porque voy a hablar de algo que he aprendido con ella que, como sabes, de redes sociales entiende un mucho.

El porqué del copy en tus redes sociales

Me da igual que con tu negocio vayas a otras empresas (B2B), al cliente final (B2C) o a tus amigos y familiares (B2F&R): tienes que dominar los canales de comunicación que utilices para que sean efectivos.

Una parte de ese dominio es técnica: cómo se utiliza esto, a qué botón hay que darle para que suceda esto otro o cómo programar una cosa para el miércoles que viene, que voy a tener una semana muy ocupada.

Pero hay otra parte: la que influye directamente en que el mensaje que publicamos surta (o no) efecto.

Te hablo del copywriting o copy, que viene a ser la escritura persuasiva, aquella que consigue generar reacciones.

Simple y llanamente: es eso que escribimos para que las personas hagan lo que queramos. Que nos compren, que nos dejen un comentario, que nos llamen por teléfono o que nos soliciten un presupuesto.

Eso es el copy, una fascinante rama de la publicidad que se antoja crucial para que te elijan a ti ante tanta competencia.

Si nos llevamos el copy a las redes sociales, ¿qué pasa?

Ea, empezamos a entrar en materia: que nuestras publicaciones tienen más papeletas para generar aquello que busquemos con ellas.

¿Clics en el enlace?

¿Likes?

¿Comentarios?

¿Tiempo de visualización?

Lo que sea, me da igual, pero siempre hay objetivos y con copy persuadimos para que aumenten las probabilidades de que se cumplan.

Ya ves que para que las redes sociales funcionen necesitas que todas las piezas encajen.

El copy es el tornillo que te falta para que tu engranaje digital sea perfecto.

La importancia del copywriting en las redes sociales.

 

3 aspectos iniciales a tener en cuenta en el copywriting para social media

Antes de pasar a ver el copy por cada red social (Instagram, LinkedIn, Facebook y Twitter; las demás no las utilizo), vamos a hacer un repaso rápido de cosas que no podemos olvidar.

Claves y clavos del copywriting en las redes sociales

Creatividad y copywriting en Social Media

1# Dale una vuelta de tuerca al copy de tus redes: con carácter propio y creatividad conquistarás a tu comunidad.

La creatividad y la diferenciación SÍ importan.

Cuando hablamos de copywriting para redes sociales el espacio se reduce.

Ya no tenemos landings larguísimas para desarrollar todo lo que exige que se desarrolle un producto de 1.500€ con tráfico frío, sino un pequeño espacio con un número limitado de caracteres que no es para tirar cohetes, por así decirlo.

Hay que dar en el clavo.

La creatividad es un valor añadido en los mensajes que publicamos en las redes sociales. Pienso que también lo es en el copywriting web, pero cobra especial relevancia cuando nos pasamos a los Facebooks, Instagrams, LinkedIns o Twitters.

La creatividad es, además, una estrategia de diferenciación.

Te encuentras leyendo a un defensor acérrimo de todo lo que suena diferente.

De todo lo nuevo, de aquello que se atreve a romper con lo que se ve por ahí para crear un estilo propio que aporte aire fresco a nuestras vidas como consumidores.

Puedes instirarte en lo que hacen los demás pero si no le imprimes un carácter propio a todo lo que publicas… Mal vamos.

Pero, ojo, por muy molón, creativo y cuidado que esté el copy que escribas en tus publicaciones, como estas fallen en otro aspecto… Mal asunto.

Tienes que tener un dominio implacable de cada plataforma, ser manitas.

Seguro que más de una vez has visto una publicación en Instagram con el texto en bloque, sin espacios. A ver quién es el guapo que se lee eso.

Se me ponen los pelos como escarpias solo de pensarlo.

No es de recibo. Un texto bien y una maquetación no tan bien que hace que a uno se le quiten las ganas de leer, lo que se traduce en un FAIL mayúsculo.

O que te equivoques programando una publicación en LinkedIn y que esta salga un sábado a las dos de la mañana.

O que no etiquetes a quien debes, o que los hashtags tengan errores, o que los emojis no se visualicen correctamente.

Hay taaantas formas de equivocarse a nivel técnico cuando publicamos en redes sociales… Es algo que deberías tener perfectamente controlado o, en su defecto, tendrás que ponerte en manos de una profesional que yo me sé.

La importancia de los objetivos en el copywriting de redes sociales.

2# No hay fórmulas mágicas para un copy efectivo. Lo único que necesitas es que haya un objetivo. 

No existen fórmulas de copywriting para redes sociales.

No, no he perdido ningún tornillo y no me malinterpretes si eres copy, que yo también he escrito anuncios aplicando una PAS como un camión.

Me refiero a que no hay una estructura o forma mágica de escribir las publicaciones. 

La clave del copy en las mismas es que estas persigan un objetivo particular, sin más.

Luego ya entran en juego factores como la creatividad y otros que veremos ahora mismo, pero una de las ideas que me gustaría que te llevaras de este post es que no hay una forma especial de hacer copy para romperle los esquemas a todo el mundo en cada red social.

FAIL si habías venido buscando eso; ruego que me disculpes.

El hecho de que no haya fórmulas mágicas no te concede el derecho de que te pongas a replicar, ojo.

No seas taladro. 

Cuántas, cuantísimas veces he visto el mismo mensaje exactamente en tres redes sociales de un mismo perfil profesional.

¡Así no! 

Esto ya es cosa del social media, pero deberías identificar qué quieres obtener de cada red social y plantear mensajes adecuados a ese fin. 

Sin replicar.

¿LinkedIn para conseguir trabajo o marca personal? ¿Facebook para conseguir tráfico web del canal social? ¿Twitter para captar leads? ¿Hacer marca en Instagram?

Yo qué sé, pero no copypastees de forma indiscriminada aunque sea lo más cómodo y rápido.

Si la vida no te da, tira de profesionales o plantea una estrategia que no te haga perder el tiempo pensando qué publicar en qué sitio cada vez que te acuerdes, todo un clasicazo.

La emoción en el copywriting  en medios sociales para conquistar a la audiencia.

3# Si realmente quieres encajar y buscas conexión, aprieta bien las clavijas de la emoción.

Emociones everywhere.

Las emociones son el puente que conecta el copy de tu publicación con el fin de la misma.

En otras palabras: busques lo que busques, si emocionas tienes más posibilidades de conseguirlo.

¿Y cómo emocionas? ¿Cómo aflojas la tuerca de alguien?

Ponte en el lugar de la persona que va a leer tu publicación y trata de despertarle cosas como estas, muy afines al sector turismo que me ocupa:

  • Curiosidad
  • Deseo
  • Inspiración
  • Ilusión
  • Pesar

Pesar no se me ha colado; es que es una emoción negativa que hace reaccionar a los usuarios, un clásico del copywriting.

Si con el copy que escribas en tus publicaciones sociales logras despertar algo de esa lista, te apuesto unos eurazos a que algo consigues.

Dicho esto, cojamos el destornillador por el mango y hablemos de los aspectos persuasivos de cada red social, que sí que es el objetivo de este contenido.

📌 Nota: lo que vas a leer a continuación lo he escrito pensando en lo que publicamos de forma orgánica; puede ser que encaje también para hacer ads, pero no es algo que haya tenido en cuenta.¡Manos a la obra!

Copywriting para Instagram

Vamos con la que es, posiblemente, la red social más de moda que hay ahora mismo. Una red donde se mezcla lo profundamente personal con lo laboral. 

Un poco de locos, pero al mismo tiempo una oportunidad fantástica de que los profesionales y empresas muestren su lado más humano.

Copy del perfil (o bio) de Instagram

Aquí el ingenio juega un papel crucial, ya que tienes un total de 150 caracteres para convencer a la gente de que haga clic en tu enlace, te curiosee las fotos o abra tus stories.

Porque si aquí hay que persuadir de algo es precisamente de eso, ¿no?

Mi recomendación es que te quedes en la superficie y solo abordes lo que aporta ese perfil a la persona para la que está dirigido.

¿Eres un bombero? Di que apagas fuegos.

¿Vendes zapatillas? Di que proporcionas placer a los pies.

¿Tienes una funeraria? Di que ayudas a despedir a los seres queridos.

Todo ello acompañado, claro, de tu nombre de marca.

Mira, voy a ponerme a mí mismo de ejemplo, que no se diga:

Ejemplo de copy para bio en Instagram

En tres frasecitas cortas mal contadas digo lo que hago (soy copy turístico y escribo) y lo que obtiene mi cliente (reservas), aderezado con una pizca de creatividad, una minillamada a la acción y con emojis, para aligerarlo un poco.

Tampoco da mucho más de sí el espacio, por lo que ajusto al máximo la tuerca y la Biblia en verso la dejamos para las publicaciones.

Copy de las publicaciones y stories

Borra todo lo que te acabo de explicar del perfil, que ahora nos pasamos a la parte menos fija.

Saltamos a los dos tipos de publicaciones que hay en Instagram: las stories y las publicaciones con foto en el feed.

¿El copywriting aquí qué?

Vuelta a lo mismo: ¿buscamos algo con las publicaciones? Entonces sí, se aplica.

Si solo queremos contar una reflexión sin la intención de obtener reacciones tangibles, entonces salta al copywriting en LinkedIn.

¿Cómo tenemos que escribir las publicaciones para aumentar las posibilidades de que

  1. Nos dejen un comentario
  2. Vayan a la bio a hacer clic en el enlace
  3. Compartan la publicación en stories?

Pidiéndolo, y poniendo una foto que nos ayude a llamar la atención y destacar entre tantas.

De la foto yo me desmarco, que no entiendo nada, pero vamos al texto y como te decía, empieza por el final: PIDE lo que quieras que hagan. 

Sin miedo:

  • Déjame un comentario y dime lo que piensas
  • ¿Y tú qué opinas?
  • Comparte esta publicación con quien creas que pueda interesarle
  • Link en la bio (con lo que el lector ya da por hecho que le estás pidiendo que vaya a buscarlo)

Y para el resto del mensaje, aquí unos consejillos particulares que he ido aprendiendo a base de martillazos:

  • Utiliza frases cortas. Te van a leer en el móvil, así que a poco que alargues una frase esta parecerá un párrafo y el ojo del lector no tendrá ganas de pararse a ver lo que contiene.
  • Mantén un mismo estilo en todo el mensaje: no mezcles el tú y el vosotros. Es algo con lo que nos solemos despistar.
  • Separa los párrafos, y cerciórate de que se quedan separados. Yo utilizo Spacegram, donde pego el texto que escribo en el Creator Studio de Facebook.
  • Dale ritmo a la publicación. Alterna frases cortas con palabras sueltas y haz muchos saltos de línea, aunque no sea correcto. Aquí las reglas tradicionales no valen.
  • Empieza con un buen claim, punto de dolor/placer o algo que despierte la curiosidad. El texto del resto de la publicación solo se ve si el usuario hace clic, algo que sucede si lo que lee antes le despierta un algo.

Y no te olvides de los hashtags, pues más allá de la función de hacerte llegar a más cuentas, a mí me ayudan a romper la monotonía de los textos cuando los leo.

¿Y en las stories qué pasa?

¡Qué muesca más chunga!

Las stories de Instagram son un océano de creatividad donde priman más los aspectos visuales que el copy que se escribe.

Son espacios pequeños (la pantalla de un móvil) en los que, además, el tiempo de visualización se limita a unos pocos segundos.

La persuasión aquí tendría que hacerse para el famoso swipe up, algo que solo consigues si tienes 10.000 seguidores, sean falsos o reales. Con ellos te ganas el derecho a tener un CTA en cada story que subas.

En este idílico caso, ¿cómo persuades?

No nos compliquemos: despliega toda tu creatividad visual, utiliza un imperativo para asegurarte de que el usuario entiende tu CTA y, si el diseño da de sí, cuenta qué obtiene el lector que te hace caso y desliza el dedo hacia arriba.

Fin. No seas tocho.

Ten en cuenta que en este caso el copy lo puedes transmitir también oralmente, a través de una storie en vídeo.

En caso de que todavía no estés por encima de esa mágica cifra de 10.000 seguidores, ¿qué acciones buscamos con los stories?

Yo como usuario me suelo encontrar con esto:

  1. Vota/Contesta una encuesta/Pregúntame algo/…
  2. Haz clic aquí y mira esta publicación

Y por supuesto, un intangible: calentar al personal o, más bien, mantenerlo caliente para que no se olviden de ti.

Aquí nos valdría con pedir lo que queramos al usuario (A) o compartir la publicación del perfil que sea (B).

No haría falta que metiéramos persuasión porque los usuarios ya están acostumbrados a este contexto. Saben que si pones una cosa es para que ellos hagan otra. 

Saben que si publicas una encuesta es para que la gente que la ve, vote; no te hace falta pedírselo.

Saben que si compartes una publicación con el avioncito es para que la gente la vea y, si tiene más interés, haga clic y la vea en el perfil del que procede.

Así pues, no hay vuelta de rosca o consejo de copy en este caso. Si es algo imperdonable, quédate con uno rápido: busca lo que es el microcopywriting y hazlo un fijo de cada storie que subas.

Dejamos Instagram y nos ponemos el traje de estrictamente profesionales.

Copywriting para LinkedIn

Cambio de tercio: LinkedIn.

Una red social con maravillosas opciones de segmentación, ideal para hacer growth hacking y para mostrar tu perfil más profesional.

Copy del perfil de LinkedIn 

Lo primero antes de salir de casa es ponerte presentable, lo que llevado a LinkedIn es dejarse «el perfil apañao«.

¿Qué buscamos en LinkedIn? 

Trabajo, clientes, ampliar nuestro círculo y hacer marca personal, ¿no?

En los cuatro casos tu perfil juega un papel importante, así que vamos a ver cómo hacerlo más persuasivo para aumentar así las posibilidades de que te seleccionen para una entrevista o de que te agreguen como contacto.

Ejemplo de copy para bio en LinkedIn

Lo suyo es que de nombre tengas, cómo no, aquel con el que se te conoce. Como apunte SEO, hay mucha gente que aquí se pone también su profesión.

Es como si yo me pusiera Joan Marco – Copywriter turístico.

A mí no me gusta porque si te fijas, justo debajo hay un subtítulo.

Ahí es donde tienes que afilar el copy, y tratar de decir lo que eres y lo que aportas con tu producto/servicio.

Si a eso que aportas le das un aire a beneficio, pues ya lo clavas.

Beneficio es lo que consigue alguien a partir de un algo.

En la Tira de Marketing, por ejemplo, ofrecen servicios de social media. Eso es una característica. El beneficio derivado de eso es más clientes, tráfico y marca a partir de la estrategia en redes sociales.

Además de ese subtítulo, también puedes utilizar la foto para colocar algún mensaje. Ese copy, claro, tiene que ser muy muy breve. Yo he decidido poner lo que buscan en común todos mis Buyer Persona: reservas.

Duro y a la encía, como cantaba Def con dos.

Copywriting del extracto de LinkedIn (AKA Acerca de)

¡Qué zona tan desaprovechada!

Tienes nada más y nada menos que 2.000 caracteres para presentarte, emojis incluidos, así que aquí sí que podemos hacer copy por un tubo.

Piensa en este extracto como una landing de copy, tal cual, en la que empezamos llamando la atención, decimos lo que ofrecemos, los beneficios asociados y el CTA final.

¡Se puede!

Para eso, en tu extracto no dejes de incluir:

  • Todos los beneficios de aquello que ofreces (o de lo que puedes ofrecer con lo que sabes hacer si estás buscando curro).
  • Puntos de dolor: elementos para llamar la atención del lector y que quiera seguir leyendo.
  • Información clara sobre aquello que ofreces.
  • Llamadas a la acción: ¿qué buscas? ¿Qué quieres?

Y si le añades un toque diferencial de creatividad para que no suene a entrevista de trabajo, fantástico. Pero sin pasarte, que en LinkedIn se espera que seas mucho más profesional que en las otras redes.

Mira, te pongo mi extracto, que me hice hace mil y todavía no he cambiado:

Ejemplo de copy para extracto de LinkedIn

Demasiados emojis para una red tan profesional, pero mira los mensajes:

  • Punto de dolor para abrir el extracto con lo de las comisiones, que se resuelve con la solución (mi servicio de copy).
  • Características en el Cómo puedo ayudarte.
  • Beneficios en los dos siguientes bloques.
  • CTA final.

Y un toque ligero de diferenciación al utilizar un lenguaje tan cercano en un entorno que a priori se presta poco a ello.

Copywriting de tus publicaciones en LinkedIn

Vuelve a no haber norma ninguna, primando el fin para el que escribes cada publicación.

¿Buscas que se viralice? El contenido es la clave, no el cómo lo presentes. No vale cualquier cosa.

¿Quieres que te dejen un comentario? Plantea un tema en concreto y crea un pequeño debate pidiendo que te dejen su opinión.

¿Quieres que te agreguen como contacto?   Toca temas que interesen al contacto que quieres que te agregue, y cuando menos te lo esperes te caerá alguna solicitud.

¿Quieres que hagan clic y lean lo que haya detrás de ese enlace? Cuenta la idea principal de ese contenido enlazado o haz un pequeño resumen con bullet points, muy al estilo de algunos community managers:

Ejemplo de copy para posts en LinkedIn

No te hablo de LinkedIn Pulse porque es un blog interno y esa es una aguja de otro pajar.

Copywriting para Facebook

Continuamos para bingo, esta vez con Facebook.

Puedes tener un perfil común o ser una fanpage. En el primer caso no tienes descripción; en el segundo sí, pero la visibilidad es mínima y creo que no merece la pena que nos paremos a comentarla.

Vamos a empezar directamente con las publicaciones, con las que buscamos viralidad, clics, reacciones, comentarios y tiempo de visualización.

Esto del tiempo es importante: aunque el usuario no haga clic, si se ha pasado unos segundos viendo tu publicación por pantalla el algoritmo ya lo considera un tipo de interacción.

Y las interacciones te vienen bien, aunque de eso te puede informar mejor el contenido que sale regularmente en este blog.

¿Cómo incentivamos para que la gente haga eso?

En este caso, las indicaciones no difieren mucho de lo que hemos comentado para Instagram, pero con estas peculiaridades:

  • Aquí la imagen importa mucho menos. Tanto, que primero va el texto y debajo la foto (si la hubiere).
  • Muchos usuarios te van a leer en el pc, y no en el móvil. Aquí veo menos grave pasarse de largo con la longitud del copy.
  • No es una red social ni tan personal como Instagram ni tan profesional como LinkedIn, así que encuentra el término medio en tu calendario de publicaciones.

Teniendo en cuenta que las publicaciones se cortan y que para verlas al completo hay que hacer clic, eso que pongas al inicio tiene que ser lo suficientemente curioso, llamativo o esclarecedor para que el usuario quiera más.

Alguna sugerencia:

  • Empieza aportando un dato numérico.
  • Di, en pocas palabras, lo que se consigue con aquello que se enlaza.

Por ejemplo, si estás publicando un post sobre copywriting en las redes sociales como este, una buena forma de apertura podría ser 

«¿Instagram? ¿LinkedIn? ¿Facebook? ¿Twitter? I-GUAL-ME-DA.»

Y luego ya desarrollas el resto del mensaje.

Seguimos con las sugerencias de copy para Facebook:

  • Pon bullet points con emojis. Visualmente son muy atractivos y nuevamente, rompen la monotonía de un texto en columna estrechito que a la que te descuidas se convierte en un bloque duro de leer.
  • Mezcla imperativos, preguntas, reflexiones, frases medias con palabras sueltas y nunca, nunca, nunca, pierdas de vista tu objetivo, pues es lo que determina tu publicación.

Y aquí sí que voy a hacer una excepción y voy a meter un par de fórmulas de copy, que se utilizan mucho en Facebook Ads pero que también nos sirven para las publicaciones orgánicas.

La fórmula PAS

PAS = Problema, Agitación y Solución.

Empieza presentando un problema para el lector. 

Luego, agita ese problema para hacerle ver que es más grave de lo que parece. Como para hacerle sentir mal.

Finalmente, presenta la solución a ese problema, que es aquello para lo que quieres persuadir: que hagan clic en un enlace, que te envíen un mensaje, que dejen un comentario, que compartan la publicación, etc.

Juega sin miedo con la secuencia. Si no quieres agitar mucho el dolor, no lo hagas y sé más suave. Pero que el orden Dolor – Solución se cumpla, pues es la base psicológica para que las publicaciones funcionen.

La fórmula AIDA

AIDA = Atención, Interés, Deseo y Acción.

Buena fórmula cuando no hace falta dar tanta caña como en la PAS.

La clave aquí es que hiles bien el inicio con el final.

Comienza a lo grande con un titular terrible (terriblemente bueno y llamativo, quiero decir) que enganche al lector. 

Luego, empieza a presentar tu solución mientras mantienes su interés, antes de provocarle deseo hablando nuevamente de los beneficios de eso que estás ofreciendo.

Termina, cómo no, con la llamada a la acción que proceda.

Y hasta aquí el copy para Facebook, en cuyo debate sobre si lo orgánico está muerto o no no me voy a meter.

Copywriting para Twitter

Cambio radical con la red social del pajarito, pues:

  • Las publicaciones tienen un máximo de 280 caracteres. ¡BOOM!
  • Los tweets tienen una vida útil de 5 minutos.

Vaya panorama.

En Twitter sí que se ve bastante el perfil, por lo que sí que creo que debemos hacer un stop en él.

Copy para el perfil de Twitter

Otro buen lugar para sacar a relucir nuestra creatividad y capacidad de síntesis.

Si tuvieras que venderte con dos frases muy cortas, ¿qué dirías?

Además del nombre, yo apuntaría a qué me dedico, qué aporta mi perfil y cómo pueden contactar conmigo.

En Twitter no hay demasiado espacio para todo, así que vas a tener que elegir entre poco y breve o mucho y muy muy breve.

Mira, así lo tengo yo:

Ejemplo de copy para bio en Twitter

En dos líneas tengo tres hashtags y dos enlaces, que además se abren si alguien hace clic.

En este caso dejo que mi profesión hable por mí y ya no cuento, como en LinkedIn, que ayudo a conseguir reservas. No hay sitio y el poco que dejan me gusta poblarlo con aquellos hashtags que me identifican a golpe de vista.

Y tú dirás: oye, y si ya tienes tu web en el enlace que te habilita el perfil, ¿por qué añadirlo de nuevo?

El motivo es que en Twitter, cuando lo usas en el pc, al posar el ratón encima de un nombre se despliega una ventana con información.

Ejemplo de visualización del copy de la bio en Twitter.

En esa información solo aparece el nombre, la foto, el usuario y la descripción, en la que si además hay un enlace que se abre en una pestaña nueva si haces clic.

Si no pusiera ahí el enlace habría que entrar sí o sí en mi perfil para verlo.

Copy para los tweets

La mínima expresión. 280 caracteres de nada para persuadir de que comenten, abran el enlace o retuiteen.

Aquí contamos con varios ingredientes de los que podemos echar mano:

  • Emojis.
  • Título del contenido que estás enlazando.
  • Beneficio directo de abrir el contenido que estás enlazando.
  • Bullet points con los highlights del contenido que estás enlazando.
  • Hashtags.
  • Llamadas a la acción.

Te va a costar condensarlo todo en un tweet de 280 caracteres, pero si eres breve no es imposible.

Puedes poner un simple emoji como llamada a la acción y ya matarías dos pájaros de un tiro. Y los hashtags los puedes añadir en el contenido del beneficio o de los bullet points.

Mira, aquí alguien que no lo hace nada mal:

Ejemplo de copywriting para tuits.

Un claviconsejillo final: si quieres contar con más espacio, podrás hacerlo cuando el contenido que enlaces sea tuyo.

Las tarjetas enriquecidas de Twitter –que puedes crear en WordPress– hacen que la foto de la publicación se vea en grande, con un título y una pequeña descripción debajo.

Si combinas ese contenido con el de tu tweet, ganas espacio para lo segundo. Mira:

Ejemplo de business card de Twitter.

Mira la diferencia con una publicación sin Twitter card:

Ejemplo sin business card de Twitter.

Yo ni me lo pensaba.

Rescate de la idea principal: la intención marca el resto

Me acabo de marcar 4.000 palabras para terminar diciéndote que el copywriting para las redes sociales no existe.

O no hay reglas que se puedan aplicar a todos los mensajes, vamos.

Lo que debes hacer es pensar qué fines persigues con cada red social y después, decidir el objetivo particular de cada publicación, sea en la red que sea.

Lo que yo he contado son simplemente algunos consejillos para que lo que publiques tenga más posibilidades de que surta efecto, empezando por los perfiles y terminando con la tecla Intro que publica el mensaje.

¿Utilizas algún truquillo adicional?

El capítulo de esta historia termina aquí, pero habrá más piezas. El próximo como muy tarde dentro de unos meses, pero esta vez en mi morada, JoanMarco.com.

Hasta entonces, ¿te animas a compartir con Marisa y conmigo algún truco adicional que utilices para las redes sociales tratadas?

A mí particularmente como usuario me encantará saberlo, y seguro que Marisa tampoco le hace ascos a ese acto de bondad.

Te leemos ahí abajo. ¡Hasta la próxima vuelta de tuerca!

Comentarios

  • Arnaldo dice:

    Joan, gusto en conocerte.

    Decirte que tienes una forma interesante de escribir y se nota que le pones cariño. Eso, sumado a la esencia que le imprimen Marisa y sus chicos a la edición hicieron que esta pieza sea sumamente suculenta para mi. Es que no pude aguantar a llevar el post a Pocket para «leerlo luego»! ¡Tenía que leerlo ya!

    Primero, porque (debo confesarlo!) quería saludar a mi estimada Marisa. Lástima que no ha instalado Disqus aquí para divertirnos.

    Pero… ¿A quién se le ocurre venir a leerse un post de 4.000 palabras al menos (Si, lo escaneé antes de leerlo) solo para saludar? Bueno, habemos locos por ahí que humanizamos un poco el blogging, o al menos eso intentamos.

    Segundo, porque siempre hay un «no sé qué» que me dice que el tiempo será bien invertido leyendo ESE post que tengo en frente. Así que, justificada mi presencia aquí, te sigo comentando:

    * Decirte que tu bio en Instagram está genial. Al grano con las frasecitas cortas «mal contadas» pero que tienen punch. Sin más ni más. Creo que aprenderé mucho de ti.
    * Gracias a ti, aprendí esto: » Posibilidades de que (los usuarios) compartan la publicación en stories». No lo sabía y es la función de «Retweet» que buscaba en IG.
    * Spacegram, me la apunto.
    * Me quedé con ganas de saber más sobre microcopywriting.
    * «En Twitter, cuando lo usas en el pc, al posar el ratón encima de un nombre se despliega una ventana con información.» Bestial este detalle. No lo sabía.

    De resto, te dejo un ¡Bárbaro! como calificativo para este post.

    Gran abrazo.

    • LaTira dice:

      ¡Hola, Arnaldo! Muchas gracias por pasarte por aquí. Tienes razón en que el post es fantástico y muy persuasivo. #PalabradeCopyTotal ;-)

      En cuanto a lo de Disqus lo he tenido instalado hasta hace dos días, pero me ha dado un problema y tengo que mirar qué pasa. Me apunto lo del «microcopy» para un post futuro. ¡Un abrazo muy fuerte!

    • Joan Marco dice:

      Hola Arnaldo,

      yo te tenía echado el ojo ya por otros canales, jajaja. ¡Que no se me escapa una! ;)

      Oye, me alegro de que te haya gustado el contenido. Haces bien en escanear, que 4.000 palabras no son moco de pavo y a ver quién es el valiente que se embarca en la aventura sin mirar por encima con la agradable ayuda de la ruedecita del ratón.

      Si tras leerlo quieres hacer algún apunte constructivo, ni te cortes.

      El tema del microcopy acabará cayendo, dalo por hecho, en su «casa» (esta web) o en la mía.

      Nos leemos, Arnaldo. Un abrazote.

  • De mucha utilidad este artículo sobre todo para los que saben lo básico sobre redes sociales, muchas gracias!

  • Patricia dice:

    Son las 12:34 am y acabo de terminar de leer ¡por fin! este post. Digo «por fin» porque entre llamadas y tocadas a la puerta del apartamento no me han dejado en paz, y si algo realmente me interesa debo masticarlo bien y pasarlo como un trago de vino; así que muchas líneas releí contadas veces. Me encantó. Gracias por hacer de la web un espacio más amable, más llevadero. Estoy escribiendo en vainascooltas.com junto a mi partner sobre arquitectura, diseño y vivencias para mentes curiosas, y ahora que me encuentro con la tira siento que pudiese existir algún tipo de match.

    Un abrazo.
    Saludos desde Venezuela.

    • Joan Marco dice:

      ¡Gracias! Me alegro de que te guste el contenido. Y sí, sigue de cerca a La Tira, que es una fuente inagotable de muchas cosas que te pueden ayudar con ese proyecto ;) Un saludete.

  • Digital Marketing dice:

    Muy muy útil este contenido, en verdad me ha dejado con la boca abierta la excelente explicación, te agradezco mucho! saludos

  • excelente artículo. Lynnell Milton Eustatius

Cuenta, cuenta