Vuelve el Lobo Feroz

El alcance en Linkedin según el Lobo Feroz y los tres cerditos

El cuento que nunca te contaron: el Lobo Feroz, los tres cerditos y el alcance en Linkedin

 

El otro día iba paseando por el bosque y vi una mofeta. Estaba hambriento…, pero una mofeta… ¡No, por favor! ¡Apesta! Fue entonces cuando les vi: allí estaban redonditos y rosados, los tres cerditos.

Es obvio lo que prefiero ¿verdad?, pues con LinkedIn ocurre lo mismo.

Cuando publicas tu contenido, LinkedIn lo clasifica o bien como mofeta (de baja calidad o spam), o bien redondito y rosado.

Por supuesto, el contenido apestoso se descarta a la primera. Ahora toca saber cuán delicioso es el bocado redondito y rosado.

Este es el momento en que LinkedIn decide mostrar tu contenido a una pequeña parte de tus contactos de primer grado, a ver qué les parece. Si estos responden positivamente, vuelve a tu red y amplía el público, y así sucesivamente, pudiendo llegar hasta los contactos de segundo grado, e incluso de tercer grado.

¿Y cómo mide si tu contenido está gustando? Puntuando el nivel de interacción.

Nivel 1: casa de paja

Si compartes buen contenido es muy facilón conseguir una recomendación

Es el nivel más sencillo pues ganas alcance con una simple recomendación. Yo lo llamo el nivel “casa de paja” porque no necesitas un gran soplido para derribar la primera barrera de LinkedIn. Si tu contenido es bueno, no te costará tener una recomendación.

Una recomendación te da 1 punto.

Nivel 2: casa de madera

Genera conversación con tus usuarios para que dejen algún comentario

La cosa ya se pone interesante, porque la gente es reacia a comentar, pero no será porque recomiendan publicaciones sin leersélas (JA JA JA). Como implica un esfuerzo mayor, LinkedIn da mayor puntuación a los posts que tienen comentarios.

Es el nivel casa de madera porque ya cuesta más conseguir este tipo de interacción de tus contactos y colindantes.

Un comentario son 2 puntos.

Nivel 3: casa de ladrillo

Enhorabuena, tu contenido han compartido y máximo alcance has obtenido.

Si comparten tu contenido, LinkedIn te abre todas sus puertas. Es el nivel casa de ladrillo, y significa que tienes usuarios que valoran realmente la publicación.

Por experiencia sabrás que no es fácil conseguir ese nivel de engagement de tus contactos, pero si lo logras, obtendrás el máximo alcance.

Cada vez que compartan ganas tres cerditos, perdón, 3 puntos.

Si hasta ahora no entendías porque tus publicaciones parecían un campo de grillos, ahora ya tienes la respuesta: necesitas interacción.

Porque para tener alcance en LinkedIn, además de excelente contenido necesitas un buen soplido.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

“Instirados” en Inge Sáez.

¿Nos acompañas?

siguenos en Instagramsiguenos en Facebooksiguenos en linkedin siguenos en Twitter siguenos en google plus feedly

No te vayas todavía, aún hay más